Por Carlos Bongcam

La Corte Suprema de Justicia (In) de Chile ha sobreseído hoy, definitivamente, al general (R) Augusto Pinochet, tal como se esperaba que ocurriera desde el momento en que el presidente Lagos dijo que las cosas se iban a arreglar rápido y bien (para el ex dictador) al regreso de éste desde Londres, donde estuvo detenido entre octubre de 1998 y marzo de 2000. Cabe recordar que esta situación de sobreseimiento había sido anticipada por el ex Juez Juan Guzmán, quien fuera obligado a retirarse de la judicatura al modo chileno, es decir, presionándolo y acosándolo de forma solapada y sancionándolo de manera directa, por haberse atrevido a procesar al ahora sobreseído ex gobernante de facto.

En cambio, la Corte Suprema ordenó encausar en rebeldía a J. Ugarte, Augusto José R. Pinochet Ugarte, Augusto P. Ugarte, A.P. Ugarte, José P. Ugarte, José Ugarte, José Ramón Ugarte, José R. Ugarte, A. Ugarte, J.P. Ugarte, G. Ugarte, A.J.P. Ugarte y Daniel López, sujetos todos que no han podido ser ubicados.

Además el más alto tribunal designó un ministro en visita con la misión específica de incoar procesos penales a varios personajes extranjeros que se han estado inmiscuyendo indebidamente en los asuntos internos del país. Entre éstos figura, en primer término, el juez español Baltasar Garzón, a quien se le acusa de haber mantenido al general (R) detenido ilegalmente en Londres, y en contra su voluntad, durante 18 meses.

En la lista de imputados figura también el senador republicano Norm Coleman, quien presidió el comité que investigó las cuentas del general (R) Augusto Pinochet en Estados Unidos, por haber asegurado que se puede concluir que el ex gobernante utilizó los bancos de su país "para lavar dinero".

Otro sujeto que será procesado es Joep van den Nieuwenhuyzen, propietario de la compañía Rotterdamshe Droo-gdok Maatshippij (RDM), por haber revelado que en 1998 pagó un millón 500 mil dólares al general (R) Pinochet, por intermedio de Oscar Aitken entonces albacea del ex Presidente, en el marco de la operación comercial por la compra de los tanques Leopard para el Ejército chileno.

Otro individuo, al que se procesará por difamación es el Director del periódico holandés “De Volkskrant”, por informar que el ex general Pinochet había recibido una coima de un millón de dólares por la adquisición, en 1995, de los aviones Mirage-Elkan destinados a la Fuerza Aérea de Chile (FACH).

Se dio a conocer, además, que Eugenio Berríos Sagredo y el ex coronel Gerardo Huber Olivares (ambos Q.E.P.D.), por razones obvias, no serán encausados.